El objetivo es encontrar un equilibrio consciente y responsable sobre la capacidad y la seguridad de los alimentos

La edil de Comercio, Sanidad y Consumo ha precisado al respecto que “lo que se pretende con este plan es dar a conocer las normas para mantener la calidad de los alimentos, para que establecimientos y consumidores sepan cuáles son los riesgos y cómo prevenirlos”

“Los rápidos cambios demográficos, sanitarios, laborales, económicos y culturales, que ha sufrido la sociedad española, al igual que los otros países de nuestro entorno, han supuesto profundas modificaciones en los estilos de vida, incidiendo, de forma determinante, sobre las costumbres alimentarias”, ha apostillado la concejala

La excelencia de los productos tiene que plantearse de forma global a lo largo de toda la cadena: producción, transformación, distribución y consumo

Con el fin de evitar los diferentes tipos de riesgos que pueden amenazar la salud de los alimentos y favorecer su conservación, es necesario seguir unas pequeñas pautas de higiene en la manipulación de los productos alimenticios. Por este motivo desde la concejalía de Sanidad del Ayuntamiento de El Ejido se va a poner en marcha una campaña sobre las ‘Buenas Prácticas en la Manipulación de los Alimentos’ con el objetivo de encontrar un equilibrio consciente y responsable sobre la capacidad y la seguridad de los mismos.

La Sala de Juntas del Consistorio ha acogido una reunión de trabajo para establecer las líneas de actuación de esta campaña, coordinada por la concejala de Comercio, Sanidad y Consumo, Montserrat Cervantes, junto a los concejales Germán Arqueros, Beatriz Sánchez y Juan José Bonilla. A la misma también han asistido técnicos municipales de diferentes áreas, los responsables de Distrito Poniente, Francisco Ruiz y Baldomero Alférez, así como el Inspector-Jefe de la Policía Local, Francisco Manzanares.

Cervantes ha precisado al respecto que “lo que se pretende con esta campaña es dar a conocer las normas para mantener la seguridad de los alimentos, para que establecimientos y consumidores sepan cuáles son los riesgos y cómo prevenirlos”. Y es que como bien ha señalado la edil “la calidad de los productos tiene que plantearse de forma global a lo largo de toda la cadena: producción, transformación, distribución y consumo”.

Desde la aprobación de las normas de higiene relativas a los productos alimenticios en el año 1995, las empresas del sector son las responsables de la garantizar la salubridad del proceso, así como establecer una vigilancia especial y conseguir la inocuidad de los mismos.

“Los rápidos cambios demográficos, sanitarios, laborales, económicos y culturales, que ha sufrido la sociedad española, al igual que los otros países de nuestro entorno, han supuesto profundas modificaciones en los estilos de vida, incidiendo, de forma determinante, sobre las costumbres alimentarias”, ha apostillado la concejala. “Todo esto hace que el panorama de nuestros alimentos haya cambiado y esté cambiando muy deprisa, y es que, aunque en general los alimentos adquiridos son seguros, en algunas ocasiones, pueden estar alterados o contaminados”, ha matizado la edil de Sanidad.

Por este motivo, desde el Ayuntamiento de El Ejido se ha estimado oportuno poner en marcha esta campaña que comenzará a funcionar en unas semanas en todo el término municipal, incluyendo todos los núcleos, en la que participarán todos los agentes implicados de manera trasversal y coordinada en diferentes fases para garantizar la calidad de los productos que se venden en el municipio.