La Junta de Gobierno ha aprobado la adquisición directa del terreno situado al norte del Camposanto, por 977.500 euros, para la construcción de 948 nichos en una primera fase

El alcalde, Francisco Góngora, ha explicado que “el proyecto de ampliación, dotado de 640.000 euros, cubrirá las necesidades de este servicio durante un periodo estimado de cinco años, siendo el uso medio de 200 nichos por año”

Las obras contemplan además la construcción de un muro perimetral, la mejora de la accesibilidad, instalación de bancos, papeleras, iluminación LED y zonas verdes

El gobierno local ha dado un nuevo paso en el proyecto de ampliación del Cementerio de El Ejido con la aprobación, el pasado jueves, en Junta de Gobierno de la adquisición de una parcela al norte del Camposanto por el precio de 977.500 euros a fin de destinar el terreno a dicho fin.

El alcalde, Francisco Góngora, ha explicado que de esta manera “se cubrirán las necesidades de este servicio durante un periodo estimado de cinco años. Se trata de una ambiciosa iniciativa cuyo presupuesto superará el 1.6 millón de euros, 640.000 euros para la construcción de 948 nichos en una primera fase y 977.500 euros para los terrenos, y con la que se pretende dar respuesta a las necesidades actuales de este espacio que registra una media de uso de nichos de 200 al año”.

Proyecto de ampliación

El proyecto se aprobará en breve y se sacarán las obras a licitación, por lo que podrían empezar a final de febrero o principio de marzo. Los nuevos nichos se sumarán a los 6.736 ya existentes y 483 columbarios con los que ya se cuenta el Cementerio. Además, se ejecutará la construcción del muro perimetral que rodeará el nuevo espacio; la remodelación, ampliación y mejora de la accesibilidad a través del paseo principal existente al que se le pretende, igualmente, dar continuidad no sólo en esta nueva fase sino también en las venideras; la puesta en marcha de una zona de esparcimiento de las cenizas que irá situada junto al parque actual, cumpliendo así con la normativa actual o la construcción de un nuevo osario.

El proyecto contempla igualmente pequeñas zonas verdes entre los módulos de los nichos con árboles como algarrobos y tipuanas que otorgarán sombra, así como mobiliario urbano como bancos y papeleras e iluminación LED para ganar así en eficiencia, ahorro e intensidad lumínica. Por último, reseñar que el Ayuntamiento está estudiando el trazado de las vías de circulación dentro de estas instalaciones de cara a facilitar las maniobras de los vehículos fúnebres, así como de los de mantenimiento.