El portavoz del equipo de gobierno ha remarcado que “esta actuación es muy necesaria ya que la superficie actual presenta un estado de deterioro y desgaste importante, debido al intenso uso que soporta a lo largo de todo el año”

José Francisco Rivera ha recordado que “hace algo más de un año, se hizo lo mismo con el segundo de los campos anexos al Estadio de Santo Domingo, siendo el resultado más que satisfactorio, ya que este presenta en la actualidad unas excelentes condiciones técnicas y deportivas para la práctica de fútbol, así como de otros deportes sobre hierba”

La Junta de Gobierno Local ha aprobado recientemente la solicitud de una subvención de 200.000 euros al Consejo Superior de Deportes que posibilite la sustitución del césped natural del campo anexo al Estadio de Santo Domingo por otro artificial de última generación, que mejore tanto el aspecto que presenta en la actualidad como la funcionalidad del mismo.

Cabe destacar que se trata de una importante actuación que permitirá regenerar la superficie del terreno, otorgándole mayor capacidad para soportar el alto rendimiento al que se encuentra sometido durante todo el año, al tiempo que unas mejores condiciones para el juego. Es por esta razón que desde el Ayuntamiento se pretende colocar fibra de última generación que posibilite incrementar el número de usos.

El portavoz del equipo de gobierno, José Francisco Rivera, ha remarcado que “esta actuación resulta muy necesaria, ya que la superficie actual presenta un significativo estado de deterioro, encontrándose al límite de su vida útil”. Rivera ha explicado que “la nueva superficie no sólo posibilitará un mayor rendimiento, sino que, además, será más respetuoso con el medio ambiente puesto que no requerirá de tratamientos químicos y, por tanto, presentará un mantenimiento menor”.

El responsable local ha recordado que “hace algo más de un año, se hizo lo mismo con el segundo de los campos anexos al Estadio de Santo Domingo, siendo el resultado más que satisfactorio, ya que este presenta unas excelentes condiciones técnicas y deportivas para la práctica de fútbol, así como de otros deportes sobre hierba”. Es más, tal y como ha precisado Rivera, “este material ofrece un balance perfecto entre suavidad y rigidez, además de una gran resistencia al desgaste”.