Las Administraciones deben incorporar el objetivo de la integración entre inmigrantes y sociedad receptora, con carácter trasversal en todas las políticas

y servicios públicos

Para el alcalde “este es un tema que preocupa mucho, pero sobre el que hay demasiada hipocresía. De no profundizarse de manera seria y rigurosa en esta

materia, se cae en una politización partidaria y en mensajes superfluos, sesgados y estériles que de nada ayudan a la sostenibilidad social”

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, ha tachado de “estériles” las declaraciones realizadas por el Defensor del Pueblo Andaluz a quien recuerda que “no puede haber una adecuada convivencia sin una plena integración y sin que se cumpla la legalidad en materia de inmigración y haya un compromiso firme de todas las administraciones por reforzar las políticas transversales de integración, que no solo brillan por su ausencia, sino que discriminan a las poblaciones con mayor presión migratoria”

En este sentido, ha recordado los principios en los que basa nuestra Legislación en materia de extranjería, de competencia estatal, así como las políticas de integración de

competencia estatal y autonómica: (Artículo 2 bis.2)

  • La ordenación de los flujos migratorios laborales, de acuerdo con las necesidades de la

situación nacional del empleo.

  • La integración social de los inmigrantes mediante políticas transversales dirigidas a

toda la ciudadanía

  •  La igualdad efectiva entre hombres y mujeres
  •  La lucha contra la inmigración irregular y la persecución del tráfico ilícito de personas
  •  La promoción del dialogo y la colaboración con los países de origen y tránsito de inmigración, mediante acuerdos marco dirigidos a ordenar de manera efectiva los flujos migratorios, así como a fomentar y coordinar las iniciativas de cooperación al desarrollo y codesarrollo.

Además, recoge que el Estado garantizará el Principio de Solidaridad consagrado en la Constitución, atendiendo a las especiales circunstancias de aquellos territorios en

los que los flujos migratorios tengan una especial incidencia.

Todo ello implica “combatir la inmigración irregular pues genera situaciones de marginalidad e ilegalidad”. A su juicio, “el sistema lleva mucho tiempo fallando y

consintiendo que se incumpla este principio. Tal es así, que el modo habitual de migrar para las personas procedentes del continente africano, es la ilegalidad”.

Del mismo modo que “las políticas de integración transversales dirigidas a toda la ciudadanía ‘brillan por su ausencia’. Basta con tirar de hemeroteca para comprobar las

continuas demandas en materia de infraestructuras y medios educativos; la falta de centros, reformas, medios personales, plazas de comedor, plazas de guardería, centros con más del 90% de alumnado extranjero y un largo etcétera de incumplimientos de unos mínimos que faciliten la integración. O la falta de medios sanitarios durante tantos años de gobierno socialista de la Junta de Andalucía, precisamente un partido, el PSOE, al que se le llena la boca al hablar de integración, pero no ha facilitado los medios adecuados en centros de salud, camas hospitalarias, especialidades médicas o atención de las urgencias”.

El Ayuntamiento de Ejido ha hecho un importantísimo esfuerzo por salir de una difícil situación económica y por trabajar en materia de integración y, sin embargo, “el resto de poderes públicos no han estado a la altura”.

El gobierno local lleva años desarrollando programas de integración dirigidos a toda la ciudadanía en los núcleos, al tiempo que ha sido muy riguroso en el control y seguimiento de los criterios para la elaboración de los informes de vivienda y arraigo para inmigrantes. Pero “es imprescindible trabajar de manera coordinada con el resto de las administraciones”

Tal y como recoge la Ley de Extranjería en el Artículo 2 del Título preliminar sobre Integración de los inmigrantes, las Administraciones Públicas deben incorporar el objetivo de la integración entre inmigrantes y sociedad receptora, con carácter trasversal en todas las políticas y servicios públicos, promoviendo la participación económica, social, cultural y política.

El alcalde ha invitado al Defensor del Pueblo a que “nos ayude a hacer cumplir los principios que establece nuestro ordenamiento jurídico y podamos contar con el suficiente apoyo para facilitar la cohesión social y la integración atendiendo a las verdaderas necesidades de la provincia de Almería y de un municipio que soporta una altísima presión migratoria y que requiere mayor nivel de gasto/inversión para poder ejecutar Planes Transversales. Es decir, ayudar a quien más lo necesita y trabajar por la integración desde el conocimiento de la realidad, sin mensajes vacíos”.

Ha pedido “seriedad en un asunto que hasta la fecha no se ha trabajado de manera adecuada, sobran prejuicios ideológicos y falta mucho rigor a la hora de plantear y llevar a cabo verdaderas políticas de integración. Es un tema que me preocupa mucho pero sobre el que hay demasiada hipocresía. De no profundizarse de manera seriarápidamente se caerá en una politización partidaria y en mensajes superfluos, sesgados y estériles que de nada ayudan a la sostenibilidad social”

Por último, ha indicado que “todas las políticas dirigidas a la sostenibilidad social deben ir acompañadas sí o sí de la voluntad y el compromiso de integración y de progreso social en nuestro territorio del colectivo inmigrante, y este aspecto también ha de vertebrar las políticas de integración”.

La integración es cosas de todos, también del esfuerzo y voluntad de la persona que migra por adaptarse a su destino y tener voluntad de integración y de cumplir unas normas de convivencia”